Barcelona, paseo por algunos de sus lugares más emblemáticos tras un año de pandemia

La capital catalana es uno de los grandes destinos turísticos del mundo, especialmentre tras la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 y que han atraído hasta la ciudad a millones de personas cada año. Estos últimos doce meses, no obstante, la pandemia ha cambiado el panorama de forma drástica. En Catalunya se han contagiado en este tiempo más de medio millón de personas y han fallecido más de 20.000. Recordemos que la población total es de alrededor de 7,5 millones de habitantes, con lo que los porcentajes relativos son enormes y muy serios. Su impacto, por lo tanto, sobre el turismo ha sido demoledor. En el teatro, cine y museos las cifras de visitantes se han reducido en todos los casos por encima del 60%. Durante buena parte del año, 7 de cada 10 hoteles no han podido abrir y casi un 40% de los trabajadores, en un momento u otro, se han visto afectados por un ERTE. Así las cosas, el escenario en la ciudad nada ha tenido que ver con lo que venía siendo habitual. Un paseo por algunos de sus lugares más emblemáticos muestran una ciudad diferente, menos vibrante, descongestionada, a veces vacía, pero que anhela imperiosamente la llegada de visitantes para poder volver a levantar la persiana, recuperar aire, oxígeno, vida, y ahuyentar así la amenaza del cierre definitivo que se cierne sobre muchos negocios.


El MNAC, gran referente europeo del arte románico

Hacía algún tiempo que no lo visitaba pero la pandemia y las restricciones poco margen dejan. Era, por lo tanto, un buen momento para volver a espacios y lugares de la ciudad con algo menos de protagonismo en la agenda. El Museo Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) es uno de los grandes espacios culturales de Barcelona y gran referente del románico europeo. Su Pantocrátor, recuperado del ábside de la iglesia de Sant Climent de Taüll, es su gran icono y también una de las obras de arte más destacadas de la historia universal. Sin duda, es el cúlmen en cierta manera del románico. O por lo menos, del románico en Catalunya. Las muestras de ese periodo en el MNAC son ingentes, de calidad y muy bien presentadas. Pero es que este espacio, además de ocupar un edificio singular y potente, grande en dimensiones y de enormes y decoradas cúpulas, permite un amplio y detallado recorrido por el Medieval Gótico, Renacimiento, Barroco y Arte Moderno. Las explicaciones contextualizan históricamente las piezas y, a su vez, son abiertamente didácticas sin ser necesariamente complacientes, reflejando las claves para entender mejor las intenciones de los artistas. Gaudí, Jujol, Picasso, Miró, Fortuny, Casas, Rusiñol… aportan ese extra de prestigio que todo el conjunto rezuma y que completa el contenido de un equipamiento que merece, por razones obvias, figurar entre los más destacados del Continente.


Mura, Talamanca y un paseo por el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt

No está lejos de la capital catalana, en la comarca del Bages, límite oriental y dentro de la provincia de Barcelona, Mura, el pueblo, tiene mucha fama por estar considerado uno de los más bonitos de Catalunya. Ciertamente lo es, si bien como se suele decir, para gustos los colores. Destaca su núcleo histórico, medieval, muy vinculado a la tierra, los olivos, la vid, aunque desde los años setenta a esta parte, con la creación del Parque Natural se ha inclinado más hacia el turismo rural y las segundas residencias de vecinos del Bages o el Vallés. Son interesantes su iglesia románica, de Sant Martí, o la ermita de Sant Antoni, que data de 1716. Por sus alrededores es también muy recomendable realizar alguno de sus paseos -muy accesibles e ideales para hacer en família- hasta llegar, a través de uno de ellos al Gorg del Padre. No muy lejos, originario del siglo X, es interesante la visita al pueblo de Talamanca, que guarda ua historia muy especial para Catalunya. Fue uno de los reductos más resistentes frente a las tropas borbónicas durante la guerra de Sucesión Española, que acabó con Felipe V en el trono y Catalunya sometida. El castillo fue derruido por orden del monarca aunque recostruído posteriormente. El pueblo tiene cierto encanto.


‘Disparando’a los aviones, en El Prat de Llobregat

Bonita e interesante experiencia la vivida este febrero en la zona de El Prat de Llobregat, ya muy conocida por sus espectaculares vistas sobre el aeropuerto y el despegue o aterrizaje de aviones. Impresionante. Y perfectamente acondicionado. Gran trabajo el realizado en toda esta parte del delta del Llobregat no solo para la práctica de lo que se conoce como ‘spot photo’ (foto de aviones) sino también para dar una vuelta, caminar, ir en bici, correr, hacer ejercicio, montar un  pequeño pícnic… Muchos miradores desde donde vivir la experiencia y también varias pistas por las que hacer kilómetros. Familias con niños pequeños, parejas, grupos de amigos… disfrutando en este caso de la aproximación de las aeronaves antes de tomar suelo. Enormes pájaros de acero, ultrasofisticados, que vistos desde esta perspectiva y forma parecen menos llamativos, más cercanos, más terrenales, menos celestiales o divinos, que cuando uno se sube o los ve en el aeropuerto. Curiosa sensación. En cualquier caso, fantástica y muy recomedable experiencia, a tiro de piedra de Barcelona y con muchas posibilidades al alcance. Entre ellas, aparcamientos a escasos centenares de metros de los mejores lugares desde donde divisar las aproximaciones de estos gigantes alados, de sus panzas, morros afilados, poderosos y extrañamente silenciosos motores…


 

La borrasca Gloria destroza las playas de Barcelona

Se la esperaba el viernes por la tarde-noche y llegó. En cualquier caso, durante esas primeras horas aguantó algo el tipo y no se desató como sí lo hizo este lunes de finales de enero (2020), lo que llevamos de martes y se espera que todavía continúe algunas horas más durante el miércoles y empiece a remitir algo o bastante de cara al final de esta semana. Los efectos materiales de esta borrasca son considerables sobre la capital catalana y, más, todavía en otras latitudes como en la zona del Ebro -donde sus efectos han causado verdaderos estragos sobre el delta y los cultivos de arroz (las pérdidas pueden ser cuantiosas)- así como en otros puntos, con el desbordamiento de ríos y rieras que incluso han cubierto carreteras cerrando la circulación. En Girona, el río Onyar está cerca ya de su máxima capacidad (aunque, por lo oído de boca de los expertos, todavía algo lejos de niveles que pudieran ser críticos).

Continue reading “La borrasca Gloria destroza las playas de Barcelona”

La magia de la Navidad cuenta con un nuevo y delicado espacio en Barcelona

Había expectación y no ha defraudado. La apertura del nuevo espacio de la marca alemana de decoración navideña, Käthe Wohlfahrt, en el centro de Barcelona, en el Gótico, al lado casi tocando de la Plaza del Pi (c/ dels Banys Nous, 15), ocupa una superfície muy considerable por el lugar en el que se encuentra y lo habitual en esta zona: unos 300 metros cuadrados, con todo tipo de productos para el hogar o para regalo, de preciosa y original factura que merece sí o sí una visita. Es una pequeña y entrañable inmersión en la magia de la Navidad que, eso sí, recomienda algo de previsión.

Continue reading “La magia de la Navidad cuenta con un nuevo y delicado espacio en Barcelona”

Zaragoza, quinta de España

Nadie  a priori -o por lo menos uno mismo- imaginaría que Zaragoza tiene la fuerza y vitalidad que atesora, como demuestra el hecho que sea por población la quinta de España: con más de 700.000 habitantes, solo por detrás de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. Atesora prácticamente la mitad de la población de Aragón ( eso tendría que dar pie a reflexiones sobre la situación en el campo y ámbito rural, que remite a la ya conocida reivindicación: “Teruel existe”). La realidad es que Zaragoza es francamente muy interesante más allá de la majestuosidad e imponencia de templos como la Seo o, sobre todo, el Pilar. Espectaculares ambas.

No muy lejos, se encuentra la Aljafería, muestra de arte mozárabe del que Zaragoza y Aragón son buenas muestras, construída en el siglo XI durante la ocupación islámica -ésta se extendió entre los siglos VIII y XII hasta la reconquista de Alfonso I ‘el Batallador’-. Su historia es apasionante empezando por el nombre que remite a la presencia romana, “Caesaraugusta”, en honor a dicho emperador y que data del año 14 a. C. En cualquier caso, el origen se encuentra en un pueblo íbero de la segunda mitad del siglo III a.C., Selduie. Su actual reformulación es mezcla o consecuencia de la presencia árabe que hizo que su nombre pasara a ser ya muy parecido al actual: “Saraqusta”. Sea como fuere, lo dicho, Zaragoza tiene mucho. Destacan: su zona de tasca y vinos en el centro, conocida popularmente como “El Tubo”, sus tapas, la presencia y homenaje a Goya, sus gentes que durante nuestra visita iban ‘arreglados’ -época de comuniones y bodas-,  restos romanos encontrados recientemente, espacios culturales con buenas exposiciones… O la cercanía del río Ebro, fundamental para entender esta ciudad, nudo de comunicaciones privilegiado, cercano a Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao o Tolosa.


 

‘Un trocito de Arizona’, al lado de Barcelona

“Parece Arizona”, le dijo una chica a uno de sus amigos mientras posaba en lo alto de una de estas cuevas, que ciertamente se parecía o recordaba aquella parte de Estados Unidos y aquellas extraordinarias imágenes del Gran Cañón. Eran dos chicos y dos chicas que habían subido con las cámaras ( o móviles en su defecto) cargados con una mochila llena de ropa para realizar una pequeña sesión de fotos en aquella localización extraordinaria y muy impactante. Seguro que recibirían aquel día y los posteriores muchos likes en sus cuentas correspondientes. Amables, nos dejaron a nosotros también unos minutos para tomar nuestras imágenes de las Cuevas de Can Riera, en el término municipal de Torrelles de Llobregat, a apenas unos 30 kilómetros de Barcelona.

Continue reading “‘Un trocito de Arizona’, al lado de Barcelona”

Ramen Mutenroshi, comida japonesa en la casa del ‘Follet Tortuga’

“Bola de Drac” en la televisión catalana causó furor a finales de los años ochenta y comienzos de los noventa entre los más pequeños. Hoy es una serie de referencia para todos aquellos con edades hoy comprendidas entre los 30 y 40 años. Es un viaje a la infancia precioso, tierno y lleno de aventuras. Goku, Songohan, el ‘Follet Tortuga’… grandes personajes, entrañables, fuertes, poderosos, muchos buenos (no todos)… Es el marco en el que se mueve este restaurante, coqueto y algo escondido, Ramen Mutenroshi, en el barrio de Gracia de Barcelona (calle Sant Agustí, 10). En la puerta una figura en cartón del ‘Follet Tortuga’, maestro de artes marciales de muchos de los grandes protagonistas de esta serie japonesa de dibujos, ya invita a retratarse detrás o junto a él. Un buen preludio de lo que vendrá a continuación.

Continue reading “Ramen Mutenroshi, comida japonesa en la casa del ‘Follet Tortuga’”

El Estany de Banyoles, ícono de una ciudad y región

Ellos mismos, desde el Ayuntamiento, aseguran que el Estany de Banyoles es elemento fundamental de la identidad de la ciudad. Nosotros, desde nuestra ignorancia pero a partir de la visita realizada, coincidimos plenamente en el valor y el significado de este precioso espacio natural. Fuimos invitados por dos vecinos de la ciudad que ejercieron de anfitriones de forma fantástica y muy de agradecer. Visitar un lugar con alguien de allí te da una perspectiva y experiencia mucho más cercana, detallada y rica. Además, uno de ellos, para facilitar todavía más las cosas, era y es periodista aunque ejerce en una gran cabecera en Barcelona.

Continue reading “El Estany de Banyoles, ícono de una ciudad y región”