Lanzarote, belleza volcánica

Espectacular, Lanzarote. De gran belleza, potencia. Es un tópico pero la fuerza de la naturaleza nos recuerda nuestra fragilidad y vulnerabilidad. En un soplo, un temblor y todo cambia. Nos contaron que en 1730 hubo un volcán activo durante seis años. Una barbaridad. El resultado, una zona todavía algo activa y delicada y controlada como el Parque Nacional de Timanfaya, perfectamente organizado en visitas en autobús de media hora y exhibiciones de las altas temperaturas apenas a pocos metros bajo tierra que generan el mayor de los respetos. También muy llamativas, por bellas y misteriosas, las Cuevas de Los Verdes, por no hablar del gran artista de la isla, reivindicado y con todo merecimiento por plurisdisciplinar y precursor de la conciencia y sensibilidad medioambiental: César Manrique. Cerca, en un ferry de media hora, la diminuta isla de La Graciosa, que puede recorrerse en bicicleta. En general, Lanzarote, un destino que tiene de sobras ganada su fama.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s