Sagrada Familia, icono mundial

Cuestar creer aunque a veces sucede que la realidad supera no solo la ficción sino cualquier expectativa creada. Más, en un mundo como el actual donde cada día se generan cientos de miles de imágenes, muchas pasadas por extraordinarios sistemas de captura computerizada y después procesadas posteriormente haciendo de esa fotografía una reproducción superlativa de aquello inicialmente observado. El mundo se transforma de este modo en una dimensión paralela enbellecida a la enésima potencia. En este contexto, la Sagrada Familia es una rara avis. Pese a que hay y circulan excepcionales instantáneas, ninguna se acerca o permite experimentarla como se hace en primera persona, desde dentro. Espectacular. Gaudí era sencillamente un genio. Más de 100 años para construir una obra que por dentro y por fuera se inspira en la naturaleza. En la aplicación que seguimos pudimos escuchar que el objetivo es que no fuera más alta que la montaña de Montjuïc “porque nada construido por el hombre debe superar aquello creado por Dios”. Muchas referencias en las fachadas a la vida de Jesús y a escenas de la Biblia y un interior colorido exquisito y apabullante, sabiendo jugar con las luces de forma magistral. Delicada simbiosis entre construcción religiosa y la experiencia de un bosque. La Sagrada Familia debe, por méritos más que sobrados, constar entre el listado de las grandes obras mundiales y univerales erigidas por el hombre, al lado de la Torre Eiffel, la Muralla China, las Pirámides, el Coliseo o la Estátua de la Libertad. A veces el ingenio y la creatividad humana son capaces de lo mejor.

Continue reading “Sagrada Familia, icono mundial”

Barcelona, ‘ruta’ tras un año de pandemia

La capital catalana es uno de los grandes destinos turísticos del mundo, especialmentre tras la celebración de los Juegos Olímpicos de 1992 y que han atraído hasta la ciudad a millones de personas cada año. Estos últimos doce meses, no obstante, la pandemia ha cambiado el panorama de forma drástica. En Catalunya se han contagiado en este tiempo más de medio millón de personas y han fallecido más de 20.000. Recordemos que la población total es de alrededor de 7,5 millones de habitantes, con lo que los porcentajes relativos son enormes y muy serios. Su impacto, por lo tanto, sobre el turismo ha sido demoledor. En el teatro, cine y museos las cifras de visitantes se han reducido en todos los casos por encima del 60%. Durante buena parte del año, 7 de cada 10 hoteles no han podido abrir y casi un 40% de los trabajadores, en un momento u otro, se han visto afectados por un ERTE. Así las cosas, el escenario en la ciudad nada ha tenido que ver con lo que venía siendo habitual. Un paseo por algunos de sus lugares más emblemáticos muestran una ciudad diferente, menos vibrante, descongestionada, a veces vacía, pero que anhela imperiosamente la llegada de visitantes para poder volver a levantar la persiana, recuperar aire, oxígeno, vida, y ahuyentar así la amenaza del cierre definitivo que se cierne sobre muchos negocios.